Obras en los depósitos nuevos

Durante este pasado 2017 se han ejecutado dos obras dentro del recinto de Depósitos Nuevos que han tenido impacto en la zona y que son el preludio de la renovación de las instalaciones de potabilización que se ha previsto realizar en los próximos años.

Las actuaciones han consistido en la mejora del acceso al parque de Can Font y en la “torre de Viñas”, desde la calle Concordia, y la construcción de un edificio industrial para la ubicación de los aditivos empleados en los procesos de
potabilización del agua en la planta de Depósitos Nuevos.

La adecuación del camino en Can Font anexo a las instalaciones de Aguas de Manresa, ha previsto el desplazamiento hasta límite de finca de las instalaciones de la estación potabilizadora, y la nivelación y pavimentación del terreno para integrar -el a la actividad de la empresa, lo que permite que actualmente se haga uso como aparcamiento, pero previendo el futuro desplazamiento del almacén hasta ese nueva ubicación, cuando la apertura de la futura calle Concordia lo requiera.

Asimismo, ha permitido integrar el recorrido del camino en el Parque de Can Font desde la calle Concordia en el entorno del parque, lo que mejorará las condiciones de accesibilidad.

“El proyecto permitirá mejorar muchos de los procesos actuales y mejorar la calidad del agua”

Por otra parte, el proyecto, y posterior obra, del edificio de almacenamiento de reactivos, ha obedecido a la voluntad de dar respuesta a dos requerimientos básicos para nuestra planta: el primero era adecuar el volumen de los reactivos al caudal futuro de la planta (de los 24.000 m3 / día de caudal tratado actualmente los 36.000 m3 / día de caudal de diseño) y el segundo, era automatizar los procesos de dosificación de reactivos para obtener una mayor cantidad de datos que permiten detectar, analizar y corregir el proceso en caso de necesidad con más celeridad y seguridad y ubicar en un único punto los depósitos de almacenamiento, cuerpo a que favorece las tareas de explotación, y liberando espacio que se convertirá necesario para las futuras obras de ampliación.

En el edificio se han instalado los depósitos de los reactivos necesarios para la potabilización del agua, así como los elementos complementarios para la dosificación (analizadores, bombas dosificadoras, bombas de trasvase, …). Se añade la disponibilidad de una zona para la preparación y dosificación de reactivos que, en un futuro, la potabilización del agua requiera.

Las actuaciones que seguirán, consistirán en la renovación, casi total, de la planta de tratamiento, con el fin de actualizarla, tanto en cuanto a la capacidad de tratamiento que se prevé necesaria para el futuro como para
aprovechar el estado actual de las tecnologías, aumentar y mejorar la calidad del agua tratada, con respecto
los aspectos organolépticos. Se prevé que se ejecuten en tres fases, por la complejidad que supone compatibilizar la ejecución de las obras con la operación de las instalaciones.

Mireia Félix, jefe de proyectos y obras, y Ricard Tomás, director de operaciones adjunto a gerencia de Aguas de Manresa

This is a test